San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Agro Castaldo

EL DOMINGO

El dúo La Trova cautivó La Lomada

feb. 20, 2018 12:43

en Información General

Diario La Mañana de Bolívar - Información General - El dúo La Trova cautivó La Lomada

Los marplatenses del dúo La Trova ofrecieron hermosas canciones en la noche del domingo, en una noche soñada.

La velada tuvo lugar en La Lomada (casa de bandas), que llevan adelante Raúl Chillón y Romina García, con colaboración de su  coequiper Eric Unzué Madueña.

A pesar del pronóstico del tiempo y los cortes de luz que amenazaban con arruinar la velada, por el contrario, estos factores generaron un clima de calidez y respeto a los artistas, que difícilmente hubiese resultado así si fuese planeado de ese modo.

El dúo integrado por Sebastián Echarry en guitarra y voz y Pablo Duarte en voz y percusión cautivó la atención y el corazón de todos los presentes, que no se movieron del lugar a pesar de las amenazas de la tormenta que daba vueltas por la ciudad, y que se precipitó en horas cercanas a la media noche.

Cerca de las 22.30 hs. comenzaron a sonar los primeros acordes del dúo La Trova, que se presentó por segunda vez en Bolívar, luego de varios años de no hacerlo.

Pasaron apenas unos pocos minutos  para que llegaran los bajones de luz, que finalmente terminaron en un corte que se extendió por varios minutos. Ello no fue problema para los artistas, que en vez de entrar en pánico y ofuscarse por la situación (como a muchos les-nos sucede con estos inconvenientes), reorganizaron el lugar con ayuda del público presente, y reivindicaron la frase show must go on (el show debe continuar), continuando con su espectáculo en formato acústico, sin perder tiempo ni titubear.

El viento soplaba cada vez más fuerte, volaba cada vez mas tierra, pero el público seguía allí inmóvil, expectante, y disfrutando de la calidez musical y humana que ofrecía en La Lomada el dúo La Trova, que lleva 20 años recorriendo el país, con el único objeto de llevar su música, para que la gente la disfrute, pero además, con la responsabilidad de dejar mensajes que pongan a funcionar el cuerpo y el alma de quienes las reciben.

Allí, bromearon acerca de cuánto habían hecho trabajar a Raúl en la prueba de sonido, para que, las inclemencias climáticas echaran por la borda las horas de prueba y trabajo que habían realizado por la tarde.

Todos los presentes, creo, disfrutaron de ese corte de luz, que permitió a las familias y amigos que se acercaron a La Lomada, escuchar   con mayor atención, con mas predisposición, generando un clima de respeto y de disfrute absoluto.

La luz volvió, con el aplauso de los acordes finales de uno de los temas que tocaron, como si supiera que no debía interrumpir lo mágico que allí estaba sucediendo. y los artistas se reacomodaron en el lugar inicial para continuar con su show, tal como había iniciado; pero duró apenas unos pocos minutos, porque ahí fue que comenzó a soplar mas fuerte el viento, motivo por el cual la movida, debió mudarse al interior de la casa, que como siempre, abre sus puertas y su corazón, para que todo lo que allí suceda salga bien.

Y así fue; cada uno agarró su asiento, banco, manta, vaso, o colaboró con lo que tenía cerca, y se acomodaron en el interior de la cómoda vivienda sita en la prolongación de Av. 25 de mayo.

Nadie se fue del lugar, ni una sola persona se perdió ni un minuto de lo que sucedía. La velada siguió puertas adentro, en formato acústico, encendiendo cada vez más y más los corazones de los presentes.

Los marplatenses presentaron material propio  de discos de su autoría como lo son Tierra Adentro, Sembranzas y otras composiciones posteriores, a  la vez que también  recrearon grandes canciones de la música latinoamericana,  buscando despertar conciencia en quienes la oyen, y atendiendo siempre a lo colectivo, y a eso de que siempre es bueno dejar un mensaje y no quedar en el mero acto del entretenimiento.

En su espectáculo, que duró dos horas aproximadamente, contaron historias, presentaron personajes a quienes les cantan, explicaron sus canciones, presentaron sus trabajos, dejando ver permanentemente que el amor está presente en todo lo que hacen; en lo que dicen, en lo que tocan, en lo que muestran, y en lo que no, también.

De la velada participaron otros músicos que estaban presentes en La Lomada, como es el caso de Nicolás Falcoff y Guillermina Acosta, a quienes le cedieron el espacio para compartir algunas canciones, al igual que a Germán Vizcay, que también toco algunas de sus canciones.

También, y en este caso compartiendo el escenario con el dúo La Trova, Jimena Lasala compartió algunas canciones con los músicos.

Todos los que participaron del convite lo hicieron con mucha alegría, respeto y convicción; convicción de saber que lo que hacen es necesario, es importante, y fundamental por estos días.

Pero sobre todo, todos lo hicieron con humildad, y con la fuerza de los grandes, que saben qué importante es alimentar el alma con arte, con música, con poesía que va penetrando en nuestras sienes.

Qué fundamentales son estos lugares cuyo motor es la autogestión, y qué lindo es saber que hay jóvenes como Raúl y Romina, que apuestan al arte, a brindarle sus espacios sin demasiados negociados y entendiendo que el artista debe salir de La Lomada feliz de hacer su trabajo, y llevándose a cambio una remuneración por lo ofrecido.

Qué lindo que en Bolívar existan estos espacios colectivos cuyo motor es el laburo con mucha garra, corazón  y autogestión.

 Qué lindo fue ver a La Trova, con la luz que irradian y con el compromiso que tienen con lo que hacen.

Verano, no te termines nunca, que lo más lindo que tenés son estos espacios donde uno se va con el alma repleta de felicidad, de compartir con todes a la luz de la luna, aunque vuele tierra y piquen los mosquitos.

L.G.L.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00